Musaka vegana de berenjena con verduritas y tofu

Musaka de berenjena con tofu y verduras

 

Ya sabéis lo que pasa en verano: huertas por aquí y por allá, mucha berenjena, mucho calabacín, y se te junta la verdura por kilos. Y a darle a la imaginación. La semana pasada recogimos calabacines, berenjenas, pimientos, guindillas, algún que otro tomate y unas vainas en la huerta de mi suegro. ¡Bendito Antonio que todos los años nos surte de mil maravillas! Y eso. Mucho calabacín. Pero mucho mucho. En esta receta, la verdad, no utilicé demasiado, pero voy metiéndolo en todos los platos, para que vaya saliendo. Las berenjenas, pequeñas pero muy sabrosas.

Así que decidí hacerme una mini musaka con lo que tenía por ahí. Mi intención era rellenarla con soja texturizada, pero cuando abrí el bote me encontré con una sorpresita no muy grata: polillas. Ya no sabemos qué hacer, todos los botes son herméticos (o eso se supone), pero las polillas consiguen entrar por el más mínimo zirrikitu (grieta), como se dice aquí. Por lo tanto, a tirar de tofu. ¡Y anda que no me quedó rico ni nada! Os pongo la receta:

Ingredientes para una persona:

  • Una berenjena pequeña
  • Una cebolla pequeña
  • Medio pimiento
  • Media zanahoria
  • Un cuarto de calabacín
  • Un diente de ajo
  • 80 gramos de tofu
  • 100 ml de salsa de tomate picante (o sin picante)
  • Unas pocas hojas de albahaca
  • Aceite
  • Sal al gusto
  • Una pizca de pimienta
  • Una pizca de comino
  • Queso vegano parmesano de Violife (opcional)

Cortar la berenjena en rodajas a lo largo, dejarla en un escurridor con sal un rato (opcional), quitarle el agua y freír con poco aceite. Reservar. Picar la cebolla, el pimiento, la zanahoria y el calabacín en una picadora o con el cuchillo, bien pequeñito. Sofreír todo con una cucharada de aceite y esperar a que se poche. Cuando esté hecho, añadir el tofu desmenuzado con las manos, añadir la sal, la pimienta y el comino, echar el ajo machacado y dejar que se haga un par de minutos. Añadir la salsa de tomate (yo utilicé arrabbiata), agregar algo de albahaca fresca, mezclar bien y dejar cocer. Mejor si la salsa no queda muy líquida. De hecho, es mejor que se enfríe para montarlo, luego se puede calentar al micro un minuto. Para terminar, montar el milhojas poniendo un par de rodajas de berenjena en cada capa, añadir el sofrito encima, y así hasta acabar. A mí me salieron tres pisos. Rallar un poco de queso vegano por encima, y ¡a comer!

Nota: Si se quiere, y se es muy gordivegan, se puede hacer una bechamel finita y echársela por encima. También se puede gratinar un poquito. ¡Quedará estupendo!

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s