Pesto o paté untable de anacardos y tomates secos

Pesto untable de anacardos y tomate seco

Vaya lío que os hago con los títulos, ¿eh? Soy así de petarda, pero es que hay veces que lo que se cocina no es ni una cosa ni la otra, o lo es todo a la vez. Y eso es exactamente lo que pasa con este pesto/paté/queso/loquesea. ¡Que vale para todo! A ver, para todo todo, no, pero vale para untar en tostadas, queda tremendo en bocadillos, y super sabroso y cremoso como salsa para pasta. Y no lo he probado de aliño para ensalada, pero ojo, que seguro que sirve.

Hablemos de los anacardos. Para mí, durante años, no eran más que esa cosa rara y torcida que venía en las mezclas de frutos secos, y que a veces incluso evitaba. No me decía nada, la verdad. Y luego vas, te haces vegana, y descubres que como base para cremas y quesos, es la bomba. ¡Y menudos quesos, madre mía! Así que haceos con una bolsa de anacardos, que os vais a sorprender del juego que dan.

Y más aún: son una muy buena fuente de proteínas, con 18 g por cada 100 g consumidos, casi nada. Si con esto no te digo nada, te pongo en situación: según la recomendación más alta sobre consumos de proteínas (porque las hay más bajas, ahora os cuento), cada persona debería comer entre 1 y 1,1 gramos de proteína por kilo de su peso corporal; es decir, si yo pesara 60 kilos, con consumir 66 gramos de proteína, iría sobrada. Eso según un investigador norteamericano, porque según la EFSA (European Food Safety Authority), con 0,83 gramos por kilo bastaría. Y no me invento todo esto, es parte de la minuciosa información que da el libro Vegetarianos con ciencia de Lucía Martínez, una biblia para mí, que detalla, desgrana, desmitifica y expone todo lo relativo a la comida vegetariana, con innumerables citas a estudios académicos y muchos consejos útiles. También podéis leer más sobre proteínas vegetales en su blog Dime qué Comes, otro must sobre nutrición, que de eso sabe ella, y no yo. Vamos con la receta:

Ingredientes:

  • 100 g de anacardos crudos sin sal
  • 4 tomates secos
  • Un diente de ajo
  • Media cebolleta
  • Un chorro de zumo de limón o vinagre
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 2 o 3 cucharadas de levadura de cerveza
  • Agua caliente
  • Especias (orégano, albahaca…)

En una sartén calentar el aceite y pochar la cebolleta picada. Añadir los tomates secos en trocitos y el ajo machacado y sofreír. Añadir los anacardos y un poquito de orégano y saltear un par de minutos. Echar todo en el vaso de la batidora y añadir la levadura de cerveza, el zumo de limón o vinagre, una pizca de sal y un chorro de agua caliente. Batir. Ir añadiendo agua caliente y seguir batiendo, hasta obtener la textura deseada. rectificar de sal.

NOTA: si es para untar, es conveniente dejarlo con la textura de paté o queso untable, tiene un sabor más fuerte que queda delicioso untado en pan. Para usarlo de salsa en una pasta, basta con añadirle agua de cocción y mezclar antes de añadirlo a la pasta, o bien añadirle agua y mezclarlo todo en una sartén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s